› Crónica Steel Panther. 7 de marzo de 2014. Razzmatazz2. Barcelona.

Me gusta cuando una banda transmite buen rollo y cachondeo por igual a su público, que es lo que han hecho Steel Panther esta noche en Barcelona.
Interpretando su papel de nuevos abanderados del Metal, llevándolo a un plano extremo (fuckers, pussys, dicks, y tits han sido las palabras que más han sonado esta noche), nos han hecho rememorar, a los pocos que habíamos de la quinta que vivió el esplendor del Glam de los 80, aquellos videoclips que devorábamos en la MTV, cuando era una cadena musical de verdad, en un concierto lleno de mucha juventud que no se sabe hasta qué punto los toma en serio o en una parodia, que es lo que realmente son.


Y es que oyéndolos, un tema te recuerda a Mötley Crüe, otro a Poison o Bon Jovi, a Ratt , incluso Van Halen o Kiss, y las pintas que gastan, incluidos los pelucones, no dejan de transportarte a la época antes mencionada.>
A las 20,30 (impresionante que a la hora que normalmente siempre han empezado las actuaciones, ya estuviéramos en la calle), han saltado a escena, sin intro de presentación, Michael Starr (voz), Lexxi Foxxx (bajo y coros, con tocador incluido para acicalarse su “melena”), Satchel (guitarra y coros) y Stix Zadinia (batería), con unas arrolladoras Eyes Of A Panther y Tomorrow Night del tirón, para dar paso a la primera verborrea, que aunque muy divertida, enfría un poco el ambiente, y más cuando empiezas tan fuerte y paras casi 10 minutos, para seguir con Asian Hooker, Just Like Tiger Woods, otro pequeño parón y presentar su nuevo single Party Like Tomorrow Is The End Of The World, seguido de Let Me Cum In unido al solo de guitarra (nada nuevo en el horizonte), para continuar con Turn Out The Lights, otra paradita (y van...), Glory Hole (manda reaños hacerle un himno a los gloryholes, dado por entendido lo que son), The Burden Of Being Wonderful, después de la cual han invitado a toda chica que quisiera a subir al escenario con ellos (hemos contado 22 féminas) y acompañarlos en Gold Digginng Whore, I Won't Suck Itself, hasta finalizar el set con su primer single Death To All But Metal.


5 minutos después vuelven con su muy celebrado y coreado Community Property, la enérgica 17 Girls In A Row y acabar definitivamente con la aplaudida y divertida Party All Day (Fuck All Night), después de 90 minutos que ha contentado a todo el mundo que quería pasárselo bien sin ningún tipo de prejuicio ni sibaritismo musical.
¡¡¡Esperamos y deseamos que vuelvan otra vez!!!


Tx: FerKISS / Ft: K

Más fotos aquí
More photos here

Organiza: Madness Live! Productions