› Crónica Cannibal Corpse + Revocation + Aeon. 24 de octubre de 2014. Razzmatazz2. Barcelona.

Gente selecta era la que decidiría entrar esa noche en el interior de la sala Razzmatazz 2, y es que si tu oído es amante del rock n’ roll más clásico, o directamente no te gusta el metal, no aguantarías ni un minuto dentro de la sala.

Una de las giras más bestiales y arrasadoras tendría lugar en Barcelona donde tendríamos la oportunidad de ver a unos Cannibal Corpse, dueños y maestros del metal más extremo, junto a bandas como los grandes y prometedores Revocation y unos Aeon que dejaron un gran sabor de boca.

Así bien, el 88 de la calle Almogàvers se abriría a las 19:00 con mucha puntualidad para acoger a todos aquellos que no quisieron perderse esta gran cita. Hay que decir también que por lo que a mí respecta, me parece bastante negativo el abrir puertas un viernes a una hora tan temprana, algo que me sorprendió y no me gustó en absoluto.

Aeon, grupo de Death Metal procedente de Suecia, serían los encargados de acoger a las primeras personas que iban entrando a la sala. La verdad es que solo tuve la suerte de poder ver los dos últimos temas de estos, pero como he dicho arriba, pude ver una actitud muy buena sobre las tablas y una fuerza con la que querían demostrar a todos aquellos que no les conocían que eran una gran banda. Una de las cosas que más me sorprendió de todo lo que pude ver fue el gran batería que tenía la banda. Una técnica y una fuerza arrolladora en la que junto a todos los demás músicos, terminarían entre ensordecedores aplausos de parte de la sala, que les transmitía a la banda su apoyo y su más que aprobación de un concierto muy correcto.

Tras finalizar los primeros, ya se comenzaba a llenar y a caldear el ambiente. Black Sabbath sonaba en los altavoces de Razzmatazz mientras Revocation se preparaba para ofrecernos un conciertazo en mayúsculas.
Hay que decir que desde hace bastante tiempo sigo a la banda y tenía unas ganas muy grandes de poder disfrutar de su directo. Cuando alguien ve la velocidad y la dificultad de la guitarra del cantante, que a la vez sabe sobrellevar esto juntándose con una voz destructora, quiere ver qué tal se defienden en directo.
Y así fue tal cosa que terminó este siendo uno de los mejores conciertos que he visto.
Con Dave al frente y con la baja de Phil a la batería, Revocation saldría al escenario con el actual batería de 3 Inches of Blood para sorprender a un público que conocía a la banda y por primera vez demostrar a Barcelona el directo que tienen.
Antes de comenzar a analizar el concierto, debo decir que a pesar de que la voz estaba baja para mi gusto, y la guitarra de Dan bastante más baja también que la de Dave, fue algo apoteósico.


Así bien, la banda abriría con The Hive para ofrecernos un show corto pero muy intenso. Como digo, el ambiente se comenzaría a caldear poco a poco, y es que la que nos esperaba a medida que la tarde avanzase podía ser lo nunca visto. Los primeros moshpits de la tarde tuvieron lugar con esta gran banda que estaría continuamente dando lo máximo e incitando al público a darse de hostias.

Teratogenesis y Deathless continuarían el show de esta gente con un Dave que tras acabar cada canción incitaría a moverse a todos los de abajo. Un paso por todos sus álbumes con los que para mi gusto, seleccionarían canciones muy buenas a pesar de la falta de otras, pero el no tener tiempo e ir de telonero es lo que tiene.

Tras estas tres primeras, Dismantle the Dictator sería la siguiente. Como dije antes, me sorprende de esta banda la gran velocidad que tiene y la dificultad de las guitarras, y la facilidad con la que Dave canta como si fuese algo tan fácil. Así bien, esta era una de las canciones que tenía ganas de escuchar en directo para ver como sonaba, y es que sonó incluso mejor que en estudio. Hacen lo que quieren, te pueden saltar de un doble bombo de lo más bestia, a tocar un punteo en limpio y mil virguerías. Yo realmente me quedé flipando.

Tras estas canciones la cosa iba terminando y Fracked junto a Madness Opus serían los dos últimos temas antes de uno de los temas más grandes de la banda, No Funeral, con la que prácticamente toda la sala enloquecería junto a la banda, cantando, coreando y pegándose de leches como si no hubiese un mañana.
Así bien y tras este temazo, esta banda dejó en Barcelona muchísimos más seguidores, y unas ansias de verlos como cabezas de cartel cuanto antes.
Pero esto aún no había acabado… Era el turno del adjetivo ‘’brutal’’ encarnado, u otros muchos que se pueden barajar.

Tuve la ocasión de ver a Cannibal Corpse en 2012 donde disfruté pero no al máximo, ya que vinieron de teloneros y solo tocaron 40 minutos, pero esta vez… Esta vez iba a ser diferente. Una hora y cuarto aproximadamente de concierto sería el tiempo elegido para que diese inicio la masacre.
Así bien, George Fisher y los suyos saldrían a escena con Staring through the Eyes of the Dead.
Antes de seguir, quiero hacer el inciso para volver a decir que me quedé nuevamente flipando con el pedazo de cuello que tiene este hombre, es algo descomunal… Y el que pueda ver el directo, entenderá el porqué del tamaño de este cuello, ya que estar haciendo headbanging sin detenerse prácticamente un instante mientras no canta durante una hora, modifica el físico por narices.


La cosa ya era seria, y el grupo tal vez no lo había merecido aún, pero por el hecho de tener ese nombre, y saber lo que nos iban a ofrecer, ya comenzaron a formarse nada más comenzar unos moshpits impresionantes, pura brutalidad que convertiría en una batalla campal el centro de la sala Razzmatazz2.

Tema tras tema, y sin ningún descanso iba transcurriendo este concierto que cada vez era más impresionante, y escuchar los temas míticos de la banda lo hacía más apoteósico aún. Stripped Raped and Strangled, Fucked with a Knife, Demented Aggression, fueron los temas elegidos junto a otros muchos para poner el primer descanso de la noche para ellos, con los que apenas dos minutos después, el gran Corpsegrinder hablaría con el público para que no cese la matanza ni el headbanging y la sala siga enloquecida hasta que termine el concierto.

Volverian a la carga con Addicted to Vaginal Skin sin descansar ni un solo instante donde tras todo el desgaste, la banda seguiría como si saliesen en esa canción igual que al inicio. Todos y cada uno de los miembros de la banda tienen una técnica impresionante, y el desgaste parecía que nunca iba a llegar, sino todo lo contrario. El batería cada vez le atizaba más y más fuerte, el bajista tenía una mano derecha impresionante, y los guitarras brutales sin cesar un solo instante de tener la situación dominada y continuando con fuerzas como para parar un tren.

El final del concierto estaba llegando, y temas como I Cum Blood o Make Them Suffer sonarían para hacer un segundo descanso, donde George volvería a dirigirse al público por última vez anunciando que sería el último tema. Hammer Smashed Face, donde cuando creíamos que todo ya había finalizado y los golpes que volaban iban a ser los últimos de la noche, el ‘’gran hombre’’ hizo la típica pregunta de que si queríamos una más, para finalizar de una vez por todas con Devoured by Vermin, donde todo terminaría entre grandes aplausos para la banda, y con uno de los conciertos más extremos jamás vistos en la memoria de todos los que pudimos disfrutarlo.

Xavi Gutiérrez

Organiza: