› Crónica Napalm Death + Teethning + Tempesta + Criatures Fastigoses. 9 de febrero de 2013. Sala Estraperlo. Badalona.

Nos volvían a visitar los míticos Napalm Death, grupo mítico entre los mas extremos y undergrounds, pioneros en los ’80 de un género como es el grindcore, que sigue estando de actualidad y que ve un nuevo reverdecer gracias a la nueva legión de jóvenes seguidores que se van acercando a estos sonidos brutales, y también, como no, a su mensaje social. Y mas hoy en dia, en que la sociedad está cada vez mas corrupta y podrida…

Volviendo a lo musical, empezaba la velada hacia las 21:30 h con el grupo Criatures Fastigoses, esta vez trio, ya que debido a la enfermedad de su bajista tocaron sin él. Aparecieron disfrazados encima del escenario, tirando al público globos e inflables, recordando las fechas de carnaval en las que estamos. Su buen hacer hizo crear los primeros pogos, y el público repondió muy bien, viéndose las ganas de pasarlo bien que había. Su death divertido sirvió como un buen inicio.

Siguió a continuación el trio valenciano Tempesta, con un grindcore hardcoriano, muy potentes ellos, con una gran labor por parte de su batería, al que debido a su fuerte pegada le tenían que recomponer la situación del bombo al final de cada canción. Lo dieron todo encima del escenario, con cada vez mas gente en la sala que también disfrutaron de lo lindo con ellos.

Les siguieron los madrileños Teethning, grupo que practica un crust punk duro, que acabó por calentar al personal ante lo que les venia posteriormente encima. No paró su cantante de saltar constantemente encima del público, cosa que hacia que muchas veces no pudiera seguir cantando debido al surfing entre ellos, mientras algunos empezaban a subir y hacer moshing. El público ya llenaba prácticamente la sala, con muy buena imagen de la misma.

Y ya finalmente, hacia las 00:30 h, subían al pequeño escenario de una abarrotada sala Estraperlo los ingleses Napalm Death, reyes aún del grindcore. Era su último dia de la gira que han realizado por diferentes ciudades de España, con sold out en muchas de ellas. Debajo del brazo presentaban su último disco "Utilitarian", de buen éxito de ventas. Comenzaban con la instrumental Circunspect con Danny Herrera a la batería, Mitch Harris a la guitarra y con el enorme (en todos los aspectos) y carismático Shane Embury al bajo, casi treinta años en el grupo. Y al punto de empezar su segundo tema Errors In The Signal aparece Mark “Barney” Greenway, su carísmatico cantante y frontman, con el que la tralla daba comienzo.

El público respondió con entusiasmo, no parando en todo el concierto de hacer moshing, subir al escenario y tirarse al público. En una de las primeras incursiones, una persona dió un golpe sin querer a la guitarra de Mitch, al que no hizo nada de gracia y le quiso dar, cosa que evitó Mark parando al guitarrista y dejando que la persona se lanzara al público. A Mitch desde ese momento se le vió muy serio durante el resto del concierto. Además en uno de los primeros temas le falló las conexiones y no pudo terminar el tema, cosa que hizo que Mark se lo quedara mirando con cara divertida mientras le mostraba una peineta. También tuvo problemas Shane con su bajo, al que unas vueltas de cinta aislante solucionaron la avería.

No hicieron estos pequeños detalles que el concierto bajara en intensidad. Un concierto de grindcore es caña bruta desde el inicio hasta el final, y en esto Napalm no fallan. Además con los raros bailecitos de Mark en el escenario, que parece que tenga una abeja debajo de su camiseta, la pegada de Herrera y la gran labor al bajo de Embury, el show no decae en ningún momento. Can’t Play Won’t Pay, The Wolf I Feed y Practice What You Preache fueron algunos de los temas que sonaron al inicio. Para descansar algo entre ellos, Barney nos presentaba algunos temas en un perfecto español, y también hizo bromas con el zapato de un espectador que lo perdió dos veces durante el concierto, guardándolo ambas veces enfrente de la batería.

Siguieron Deveicer, Unchalled Hate o Nom de Guerre, ya para encarar el final antes de los bises, que hicieron con el cover de los Dead Kennedys Nazis Punks Fuck Off, que hizo las delicias del personal, y al que Barney hizo un alegato cuando lo presentó en contra del racismo y de la violencia gratuita. Y para acabar, un final apoteósico enlazando los temas Scum, Live, The Kill, You Suffer (su tema de record Guinnes como mas corto con 1’316 segundos) para acabar con Siege Of Power, con la sala que parecía mas una sauna que otra cosa. Repartiendo puas, baquetas y saludando al personal, abandonaron Napalm Death el escenario y, casi inmediatamente, la sala con unas cajas de pizza y cocacolas para reponer fuerzas, mientras el público marchaba a casa bien sudado pero satisfecho. Aunque Mitch sí se quedo un buen rato bebiendo cerveza y departiendo con los fans.

La crisis en la que estamos afecta en muchos aspectos, pero por suerte aún nos queda este oasis de sonidos duros, con unos precios asequibles (16,00 Eur la anticipada), que de momento nos podemos permitir. Y mientras el público siga respondiendo como hoy, el grindcore aún tiene un camino por delante.

Tx: Xavi Ramírez

Organiza: HFMN CREW