› Crónica Brit Floyd. 15 de diciembre de 2012. Sant Jordi Club. Barcelona.

Brit Flyd nos presentó en Barcelona, con una puntualidad abrumadora, uno de los mejores espectáculos que hay en la actualidad interpretando temas de Pink Floyd.
Animaciones y videos exclusivos en una gran pantalla en el fondo del escenario y un gran juego de luces hicieron que las cerca de tres horas que estuvieron encima del escenario los nueve componentes de la banda pasasen rapidísimas.
Poco a poco van apareciendo los integrantes de la banda, haciendo entrar sus instrumentos para empezar la velada con Shine on your Crazy Diamond.


Las labores vocales las comparten el guitarrista Damian Darlington y el bajista Ian Catell que junto a las tres coristas (Emily Jollands, Rosalee O’Connel y Ola Bienkowska) le dan un toque muy especial a cada uno de los temas. Continuaron con Learning to Fly y See Emily play, muy fiel a su sonido original. Después uno de los mejores momentos de la noche: Money con Damian y Bobby Harrison, los dos guitarristas de la banda deleitándonos con unos solos increíbles. Continuaron con Us and Them, Another brick in the wall, con un final “made Brit Floyd” y Pigs, interpretada magistralmente para abandonarnos durante 20 minutos que se hicieron eternos.


Volvieron con fuerzas renovadas y nos atacaron con Echoes, que hizo las delicias de los presentes ya que nadie apartaba la mirada del escenario. A continuación Time con una percusión y una batería estudiada al milímetro y con una de las coristas (Ola Bienkowska) poniendo la piel de gallina a todos los asistentes con su interpretación. Subieron el volumen y el nivel de distorsión y nos atacaron con Have a cigar, One of these days, Confortably Numb y Run to Hell como bis para dejarnos noqueados de nuevo con una magistral interpretación de toda la banda.


Más fotos aquí
More photos here

Organiza: 14 Festival Mil·lenni